top of page

Luz natural: consejos para aprovecharla en distintos espacios

Actualizado: 11 abr 2023

La luz natural nos ofrece muchas ventajas en comparación con la artificial. Entre estas, no cansa la vista, evita el aumento de la temperatura ambiente, permite ahorrar energía, favorece la calidad del sueño y nos ayuda a ser más productivos, aportándonos mayor sensación de bienestar.


Así, este tipo de iluminación incrementa nuestra calidad de vida. Al mismo tiempo, priorizar su uso frente a la luz artificial contribuye a la sostenibilidad ambiental. ¿Cómo podemos implementarla de forma eficiente en arquitectura y construcción?


Estrategias para aprovechar la luz natural en distintos espacios


Antes de encarar cualquier proyecto de construcción o renovación, debemos tener en cuenta que existen tres tipos básicos de iluminación natural:

  • Lateral: la fuente de luz es una abertura en una pared lateral. Ofrece una iluminación interior por reflejo y es difusa.

  • Cenital: proviene del techo u otras áreas superiores. La luz es abundante y potente.

  • Combinada: utiliza los dos tipos anteriores a través de aperturas como pérgolas y mamparas.

La arquitectura moderna invita a aprovechar los recursos disponibles. A continuación te presentamos algunas opciones que puedes implementar para integrar la luz natural en tus ambientes.



Ventanales

La alternativa clásica y más común para bañar de luz un espacio interior. Aquí tienes muchas posibilidades: desde reemplazar muros enteros por paredes de vidrio, hasta ampliar las medidas de las ventanas que ya tienes o utilizarlas en galerías, porches, atrios y balcones.


Lumiductos de luz natural

Un sistema muy eficiente para crear nuevas fuentes de luz en el interior del hogar. Consiste en un domo de lentes que captan la luz solar y la envían a través de cilindros hasta un difusor interno. Gracias a que los lumiductos no conducen calor, evitas el sobrecalentamiento de tus ambientes (López, 2018).


Claraboyas y cúpulas

Las claraboyas son ideales para iluminar aquellos espacios grandes donde no hay suficiente luz de las ventanas. Por su parte, las cúpulas son un elemento de diseño osado que cambiará totalmente el aspecto de tus ambientes. Ambas te permitirán añadir un foco fuerte de luz cenital desde el techo.


Existen distintas posibilidades para el material de las cúpulas, tales como acrílico, policarbonato o vidrio.


Paredes traslúcidas

Los paneles de vidrio son un excelente recurso para la separación de ambientes. Además de segmentar espacios de manera sutil, evitan bloquear el paso de la luz.


Si quieres conseguir una iluminación más general, suave y difusa, recurre al vidrio opaco o lechoso. También puedes reemplazarlo por cortinas o biombos de fibras livianas en color claro.


Galerías y balcones

Están entre los elementos favoritos del paisajismo en espacios exteriores como el frente o el jardín. Sus grandes ventanas permiten que la luz del sol ilumine los ambientes interiores.



Factores a considerar desde el diseño de proyectos


Además de usar inteligentemente la luz natural, hay otros factores importantes que se deben tener en cuenta en el diseño de casas modernas.



Luz natural y la temperatura

Si bien la iluminación natural aporta numerosos beneficios, la luz solar directa puede provocar exceso de calor en los ambientes (Montjoy, 2022). Así que debes instalar vidrios refractarios, toldos o persianas que provean sombra cuando sea necesario.


Así mismo, es importante que tus vidrios sean térmicos para regular la temperatura interior. Además, necesitas hacer buenos sellados para evitar filtraciones de aire y lluvia hacia el interior.


Funcionalidad de los espacios

La luz ideal para un espacio es la que se adapta la función de este. En ambientes como la cocina o el estudio, es recomendable abrir claraboyas amplias o instalar ventanas grandes que provean luz directa. Para las habitaciones, resultan más adecuados los tragaluces pequeños, para un aspecto difuminado (Montjoy, 2022).


Armonía y decoración con luz natural

Pintar las fachadas e interiores de colores claros es uno de los recursos tradicionales del diseño sostenible (López, 2018). Evitan la absorción de calor en las paredes y también mantienen una iluminación natural. Pero es igualmente importante escoger colores neutros que combinen entre sí, como los tonos terrosos, azules suaves, la gama de grises y el blanco o marfil.


Utiliza los recursos anteriores de forma que logres un efecto estético armonioso. Explora propuestas como el estilo minimalista, industrial o mediterráneo, y adáptalas a tu propio proyecto.


La luz natural es uno de los grandes recursos del diseño y la arquitectura moderna. Además de su impacto en nuestro bienestar, permite ahorrar en la factura de energía y contribuye a la sostenibilidad ambiental. Pon en práctica estas ideas y dales nueva vida a tus espacios.


 

No te pierdas ninguna actualización sobre nuestro contenido en el blog y en redes sociales. Encuéntranos como:

Regístrate en nuestro sitio web y comenta en nuestras publicaciones, nuestro equipo de expertos quiere hablar contigo y asesorarte.

Kommentare


bottom of page