top of page

Zonas verdes, los mejores consejos para generar esta clase de espacios

Actualizado: 19 jul 2023

Garantizar la sostenibilidad ambiental en los diferentes proyectos urbanísticos se ha vuelto una de las principales preocupaciones de los expertos en construcción. En este sentido, es esencial tener a disposición diferentes zonas verdes, que desempeñan un papel fundamental en nuestras ciudades.


Estas aportan numerosos beneficios para la salud de los habitantes y el equilibrio ambiental. A continuación, profundizaremos en cómo delimitarlas de manera adecuada, considerando el área ideal.


¿Cómo se delimitan las zonas verdes?


Para delimitar las zonas verdes en proyectos de urbanismo, se suelen utilizar diferentes recursos en la arquitectura, diseño y construcción, como:

  • Vallas y cercas. Es posible utilizar vallas o cercas para marcar claramente los límites del espacio. Estas estructuras físicas ayudan a definir el área y a evitar el acceso no autorizado. Por ejemplo, para evitar que se pisen los suelos que se están manteniendo.

  • Elementos paisajísticos. Usar elementos paisajísticos como arbustos, setos o plantas puede ser una forma más estética y natural de delimitar estas zonas. Estos elementos no solo marcan los límites, sino que también contribuyen a la belleza y el paisaje de la zona.

  • Senderos o caminos. También es posible iniciar la creación de senderos o caminos dentro de estos lugares. Esto ayuda a delimitar visualmente el espacio. Estos senderos pueden ser pavimentados o de grava. Además, se pueden diseñar de manera para guiar organizadamente a los visitantes.

  • Señalización. Asimismo, la instalación de señalización adecuada es esencial para indicar claramente los límites de las zonas. Se pueden colocar letreros o placas informativas en puntos estratégicos para comunicar que se está ingresando a un área verde.

El área ideal de las zonas verdes


No existe un tamaño estándar que se aplique a todas las situaciones. Lo anterior, debido a que pueden variar según el contexto y las necesidades de la comunidad. Sin embargo, es recomendable considerar los siguientes factores:

  • Tamaño del área urbana y edificios alrededor. Sobre la cantidad, dependerá del tamaño y densidad de la población en el área urbana. Una zona con muchos edificios puede ser ideal para incluirlas, para aportar diversidad. Por eso, estudia el terreno y evalúa las posibilidades.

  • Necesidades de la comunidad. También se debe evaluar las necesidades y preferencias de la gente al determinar el tamaño de este espacio. Por ejemplo, si hay muchos niños, es posible incluir áreas de juegos para niños. Si el clima es ideal, puede haber jardines botánicos, entre otros.

  • Funcionalidad y diversidad. El área ideal de dichas zonas debe permitir una variedad de usos y actividades. Se puede considerar la inclusión de diferentes espacios para actividades recreativas. Asimismo, áreas de conservación de la biodiversidad o jardines temáticos, entre otros.


Consejos para crear este tipo de zonas en proyectos urbanos


Involucra a la comunidad

La participación de la comunidad en la planificación y diseño de estas zonas es crucial para asegurar que se ajusten a las necesidades y preferencias de los residentes. Realiza encuestas, talleres participativos y consultas para recopilar ideas y opiniones.


Mantenimiento óptimo

Si creas estas zonas, pero no las cuidas, el resultado se echará a perder. El mantenimiento regular de las zonas verdes es esencial para garantizar su buen estado y disfrute a largo plazo. Establece un plan de mantenimiento que incluya actividades como riego, poda, fertilización y control de plagas.


Fomenta la educación ambiental en las zonas verdes

Esto implica tener una visión integral. Por ejemplo, en estas zonas, puedes hablar sobre la importancia de la eficiencia energética o los usos del suelo. De este modo, no solamente las personas asistirán a estos espacios, sino que contribuirán con el cuidado del planeta.


¡La tecnología es tu aliada!

Por último, recuerda que puedes amigarte con la tecnología para mejorar la gestión y mantenimiento de dichas ubicaciones. Por ejemplo, es común incluir sistemas de riego inteligentes, aplicaciones móviles para informar novedades o sensores para monitorear el estado de las áreas verdes.


En conclusión, las zonas verdes son elementos fundamentales en nuestras ciudades. Además, brindan numerosos beneficios para la salud, el bienestar y la sostenibilidad. Todos los proyectos relacionados con el urbanismo pueden incluir esta clase de espacios.


 

No te pierdas ninguna actualización sobre nuestro contenido en el blog y en redes sociales.


Encuéntranos como:

Regístrate en nuestro sitio web y comenta en nuestras publicaciones, nuestro equipo de expertos quiere hablar contigo y asesorarte.

249 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page