top of page

Zonificación de las ciudades: su importancia y algunas estrategias

El crecimiento acelerado de las ciudades plantea desafíos significativos en cuanto al desarrollo urbano sostenible, seguridad, calidad de vida y eficiencia productiva. En este artículo, exploraremos la importancia de la zonificación de las ciudades y las estrategias de ordenamiento territorial para abordar estos desafíos.


Todo sobre la zonificación de las ciudades y su importancia


La zonificación de las ciudades es un proceso mediante el cual se divide el territorio urbano en diferentes áreas o zonas con usos específicos como residencial, comercial, industrial, recreativo o de conservación. Algunas de las razones clave por las que esto es importante para el urbanismo son:


Orden y eficiencia en el desarrollo urbano

Al asignar usos específicos a diferentes áreas se evita la mezcla incontrolada de actividades y se promueve un desarrollo más ordenado y coherente. Esto permite una mejor planificación tanto de la infraestructura como de los servicios; entre estos el transporte, el suministro de agua y energía, así como el manejo de residuos.


Seguridad y calidad de vida

Como se separan las áreas residenciales de las industriales o comerciales se reduce la exposición a ruidos no deseados. Además, al establecer áreas recreativas y zonas verdes, se promueve el bienestar y la salud de la comunidad. También puede considerarse la ubicación de infraestructuras de seguridad como hospitales o estaciones de bomberos, con el fin de asegurar una respuesta eficiente ante las emergencias.


Sostenibilidad ambiental

En este proceso se fomentan áreas para la conservación de espacios naturales. Asimismo, se protegen los ecosistemas y se favorece la biodiversidad. Además, se reduce la expansión urbana descontrolada hacia zonas rurales. ¡Y hasta se pueden promover usos del suelo que no atenten contra el ecosistema o la eficiencia energética!


Productividad económica

Por su parte, crear áreas comerciales bien ubicadas y accesibles fomenta la actividad empresarial a la vez que se facilita el comercio. Del mismo modo, puede concentrar las actividades productivas permitiendo economías de escala y promoviendo la competitividad de las empresas. Además, este proceso puede atraer inversiones y facilitar la creación de empleo.


¿Qué tipo de zonificación existe?

A continuación, los más comunes:

  • Residencial. Principalmente, esta zona está destinada a la vivienda y puede tener subdivisiones según la densidad permitida como zonas unifamiliares, multifamiliares o de uso mixto.

  • Comercial. Se reserva para actividades comerciales como tiendas minoristas, restaurantes, oficinas y centros comerciales. Pueden existir diferentes categorías según la escala de la actividad comercial permitida.

  • Industrial. Estas áreas se destinan a labores industriales como fábricas, almacenes y zonas de producción. Este tipo suele separarse de las áreas residenciales y comerciales.

  • Recreativa. Comprende aquellos espacios para la realización de actividades recreativas y de ocio como parques, áreas verdes, canchas deportivas y espacios para eventos culturales.

  • De conservación. En este caso, se suele reservar para la protección y conservación de recursos naturales, áreas verdes, reservas ecológicas y patrimonio histórico.

Estrategias para lograr un ordenamiento territorial

Finalmente, vamos con algunas estrategias o pasos para aplicar una buena zonificación:


Planificación integral y participación ciudadana

Consiste en desarrollar un plan general que tenga en cuenta aspectos económicos, sociales, ambientales y culturales considerando tanto el crecimiento como el desarrollo a largo plazo de la ciudad. A su vez, es necesario involucrar a los ciudadanos en el proceso de toma de decisiones a la vez que se fomenta la participación de la comunidad.


Diversificación de usos en la zonificación

Busca promover la mezcla de actividades en diferentes zonas fomentando el desarrollo de ciudades más compactas y evitando la expansión urbana descontrolada. Esto puede ayudar a reducir los desplazamientos diarios y a crear comunidades más autosuficientes.


Preservación de áreas verdes

Es importante conservar y proteger tanto espacios naturales como áreas verdes dentro de la ciudad. Estas zonas no solo proporcionan beneficios ambientales, como la mejora de la calidad del aire y la regulación del clima. En realidad, también contribuyen al bienestar de los ciudadanos.


Desarrollo sostenible

El objetivo es garantizar un equilibrio entre el crecimiento urbano con las obras civiles y la protección del medio ambiente. Esto implica adoptar medidas de eficiencia energética o el uso de energías renovables. También, la gestión adecuada de residuos así como la promoción de la movilidad sostenible.


Infraestructuras y servicios adecuados

Es esencial contar con una planificación adecuada de infraestructuras y servicios básicos. El transporte público, redes de agua, saneamiento, energía, educación y salud son algunos ejemplos. Esto contribuye a una mejor calidad de vida de los ciudadanos mientras se promueve un desarrollo urbano eficiente.


Algunos ejemplos de zonificación y estrategias exitosas

Para finalizar, te dejamos ejemplos claros de zonificación:

  • Curitiba, Brasil. La ciudad ha implementado una red integrada de autobuses rápidos (BRT). De este modo, lograron promover la densificación en áreas cercanas a las principales vías de transporte. Como resultado, han mejorado la calidad de vida de sus habitantes.

  • Rosario, Argentina. La ciudad ha implementado políticas que fomentan el uso de energía solar. También, ha establecido estándares estrictos para la construcción de edificios con criterios ambientales. Incluso, se ha priorizado el transporte público, la bicicleta y los usos peatonales en lugar del automóvil.

  • Medellín, Colombia. La ciudad ha implementado proyectos de desarrollo urbano integral. Por ejemplo, la instalación de escaleras eléctricas y teleféricos en comunidades de montaña, la construcción de parques y bibliotecas en áreas vulnerables. Así, han favorecido la inclusión social.

El ordenamiento territorial y la zonificación de las ciudades son elementos fundamentales para lograr un desarrollo urbano sostenible, seguro y de calidad. Al aplicar técnicas de planificación integral, podemos construir ciudades más habitables, eficientes y resilientes.


 

No te pierdas ninguna actualización sobre nuestro contenido en el blog y en redes sociales.


Encuéntranos como:

Regístrate en nuestro sitio web y comenta en nuestras publicaciones, nuestro equipo de expertos quiere hablar contigo y asesorarte.

478 visualizaciones0 comentarios
bottom of page