top of page

Cuidado del medio ambiente: estrategias para aplicar en tu hogar

Actualizado: 11 abr 2023

El cuidado del medio ambiente puede abordarse desde distintas disciplinas. No solo es responsabilidad de las diversas industrias con la reducción de emisiones y la reutilización de los recursos. Desde el diseño, la arquitectura y la decoración de espacios también puede hacerse mucho para contribuir a crear un estilo de vida y un entorno más sostenible.


Ya todos conocemos la importancia de apagar las luces en ambientes vacíos o de tomar duchas cortas. Sin embargo, existen muchas otras estrategias que podemos aplicar para disfrutar de espacios más eficientes e inteligentes sin renunciar a una decoración de buen gusto. Aquí te contaremos más.


Estrategias para el cuidado del medio ambiente

De acuerdo con el Banco Mundial (2021), alrededor del 70 % de los ecosistemas a nivel global están degradándose más rápido de lo que se pueden recuperar. La arquitectura y el interiorismo están haciendo grandes aportes a la preservación de los recursos naturales y la protección del entorno. Estas son algunas de las soluciones que nos ofrecen y que podemos adaptar a nuestro hogar:


Diseño sostenible

Se trata de pensar todo tipo de edificios y espacios con un criterio ecológico. El diseño sostenible aplica tanto a espacios interiores como exteriores. Estos son los principales puntos que se tienen en cuenta:


Adaptación al clima local: implica aprovechar la energía solar y la luz natural para ahorrar recursos. Por ejemplo, puedes incluir ventanales amplios siempre que sea posible e instalar paneles solares para calentar el agua de la ducha, calentar los ambientes y usar dispositivos eléctricos.

  • Aislación térmica: casas, apartamentos y otras propiedades se construyen con el mejor aislamiento posible para que las temperaturas se regulen de forma natural. Así se evita la pérdida de calor y al mismo tiempo, se consigue una mayor protección contra el frío. Gracias a ello, se reduce el uso de aires acondicionados y calefactores, colaborando con el cuidado del medio ambiente. Algo que tú puedes hacer es poner ventanales dobles y sellar los marcos y puertas. No debe haber fugas de aire a través de ellos.

  • Optimización de superficies: la arquitectura sostenible considera la relación existente entre la superficie exterior, el volumen del edificio y su aislamiento térmico. De esta manera, aprovecha al máximo el espacio disponible causando el mínimo impacto posible sobre el ecosistema.


Dispositivos para ahorrar recursos

Existe una amplia variedad de accesorios y mecanismos que permiten reducir el consumo de agua y energía eléctrica en cualquier ambiente. Muchas casas modernas se construyen con estos sistemas ya incluidos, aunque también los puedes instalar en la que ya tienes. En este sentido, existen muchas opciones para contribuir individualmente con el cuidado del medio ambiente. Algunos de los dispositivos diseñados para ahorrar recursos son:

  • Griferías y duchas que reducen enormemente el consumo de agua sin afectar la experiencia de uso.

  • Cisternas de bajo consumo.

  • Mecanismos de recirculación del agua.

  • Luces con sensores de movimiento.

  • Acumuladores de energía.

  • Enchufes inteligentes.

  • Termostatos.

  • Medidores eléctricos del consumo.

Puede que algunos de estos dispositivos sean algo costosos, pero la inversión vale la pena. Es muy probable que tus facturas de luz y agua se reduzcan considerablemente en pocos meses. En especial, el ahorro de agua en casa depende mucho de la tecnología que incluyan las griferías. Esto, en el largo plazo, hará que ahorres mucho dinero mientras aportas al cuidado del medio ambiente.


Además de las tecnologías para preservar recursos hídricos y energéticos, la arquitectura sostenible aprovecha las condiciones climáticas naturales como fuente de nuevos recursos. Por ejemplo, en zonas con precipitaciones altas, se implementan sistemas para recoger el agua de lluvia y darle diversos usos. En áreas ventosas, se utiliza la energía eólica; en otras muy soleadas, paneles para generar energía solar. Considera instalar alguno de estos sistemas para cocinar, bañarte o climatizar tu hogar todos los días.


Tecnología de bajo consumo para el cuidado del medio ambiente

El uso de energía eléctrica provoca la emisión de gases de efecto invernadero hacia la atmósfera. Recientemente, Colombia se ha comprometido a reducir en un 51 % sus emisiones de CO2 (Mongabay, 2021). Si bien la medida ha sido pensada para la industria y la administración pública, también puede aplicarse en el ámbito privado. Esto se logra, principalmente, recurriendo a tecnologías de bajo consumo. Por ejemplo:

  • Electrodomésticos eficientes: por lo general, los electrodomésticos incluyen una etiqueta de eficiencia energética. Los artefactos de clase A son los que menos energía consumen y al mismo tiempo, funcionan mejor. Invertir en ellos es una buena idea. En términos de diseño, deben incluir un interruptor de corte para desconectarlos de la fuente de alimentación en estado de reposo. Por otro lado, algunos de los electrodomésticos que más energía gastan son la lavadora, la plancha y el microondas. Úsalos siempre con programación rápida y evita dejarlos enchufados sin uso.

  • Iluminación LED: es uno de los aspectos esenciales del interiorismo orientado al cuidado del medio ambiente. De acuerdo con Greenpeace (2022), las luces LED consumen hasta un 90 % menos de energía que las lámparas incandescentes. Además, existen nuevas tecnologías que puedes incorporar para disfrutar de un hogar inteligente y eficiente, como los interruptores de presencia, que encienden las luces si detectan movimiento.

  • Calefacción eficiente: la calefacción eléctrica y a gas son extremadamente ineficientes. Otros sistemas más modernos, como los aires acondicionados frío-calor, emanan dióxido de carbono y sus altas emisiones han acelerado el calentamiento global. Sin embargo, existen alternativas más inteligentes que se pueden incorporar al momento de la construcción de una vivienda o en etapas posteriores. Por ejemplo, instala colectores solares y bombas de calor basadas en agua caliente. Estas permiten calentar el agua del baño y climatizar tu hogar.


Uso de material local reciclable

Una de las mayores preocupaciones en el cuidado del medio ambiente, es la emisión de gases tóxicos por el uso de combustibles basados en hidrocarburos. En este sentido, una gran cantidad de vehículos funcionan a gasolina o gas natural. Su combustión provoca emanaciones de CO2 hacia la atmósfera. Para evitarlo es importante reducir el uso de medios de transporte contaminantes.


Muy a menudo, construir implica trasladar materiales de una zona a otra en camiones y otros vehículos de carga, causando contaminación. Una estrategia para disminuir esto es el uso de materiales locales. Esta simple medida ayuda a reducir enormemente el impacto ambiental de la construcción.


Por otra parte, es importante que los materiales se puedan reutilizar. Esto evita la formación de basurales con escombros y la proliferación de viviendas abandonadas que permanecen sin demoler. El cuidado del medio ambiente debe integrar las tres R (Reutilizar, Reciclar y Reducir). Algunos ejemplos de elementos que se pueden reciclar son:

  • Acero

  • Yeso

  • Madera

  • Hormigón

  • Vidrio

  • Poliestireno expandido


Aprovechamiento de los espacios

En los últimos tiempos, el paisajismo ha cobrado una gran relevancia no solo por cuestiones de estética, sino porque contribuye al cuidado del medio ambiente. Muchas construcciones buscan integrar los edificios a la naturaleza circundante y, así, desarrollan jardines como parte de sus amenidades. Estas funcionan como área de esparcimiento, son un pulmón verde para la ciudad y ofrecen vistas agradables.


Por otra parte, el espacio disponible se aprovecha con criterios de sostenibilidad. Por ejemplo, las viviendas con ventanas orientadas al sur y buen aislamiento térmico pueden reducir hasta un 80 % su demanda de calefacción (Greenpeace, 2022).


Además, se privilegian los sistemas de construcción simples para poder desmontar más fácilmente los edificios en caso de que sea necesario. Recordemos que esto evita la demolición para poder reutilizar los materiales, contribuyendo con el cuidado del medio ambiente. Otro pilar de la arquitectura sostenible es la durabilidad de las construcciones. Existe una tendencia a hacerlas más duraderas y de una buena calidad para evitar continuas remodelaciones o reformas.


El cuidado del medio ambiente es responsabilidad de todos. Revisa a conciencia tu hogar para detectar aquellos usos de agua y energía que estén siendo poco eficientes. Aplica estos principios para ahorrar en tu consumo diario, colaborar con el planeta y disfrutar de una casa verdaderamente inteligente.



 

No te pierdas ninguna actualización sobre nuestro contenido en el blog y en redes sociales.


Encuéntranos como:

Regístrate en nuestro sitio web y comenta en nuestras publicaciones, nuestro equipo de expertos quiere hablar contigo y asesorarte.

Comments


bottom of page