top of page

Dinteles: ¿Qué tipos existen y cómo hacer cambios estructurales?

Actualizado: 19 jul 2023

Los dinteles son elementos estructurales con formato horizontal que sirven para salvar un espacio y conformar puertas o ventanas. Asimismo, se usan para construir arcos, bóvedas y otros objetos.


Cabe destacar que los dinteles están presentes tanto en elementos modernos como en edificios antiguos. Sin embargo, se diferencian de las vigas. ¿Por qué? Porque se utilizan como elemento decorativo y, además, se apoyan sobre muros en lugar de columnas, entre otras.


En la siguiente nota, te mostraremos los tipos de dinteles que existen y qué debes tener en cuenta al realizar cambios estructurales.


¿Qué clases de dinteles existen?

Está claro que el dintel aparece en prácticamente todas las construcciones, tanto antiguas como modernas. Sin embargo, y a pesar de que la función es siempre la de absorber los esfuerzos superiores, hay diversas clases según su elemento de fabricación. Entre las más importantes se encuentran:


Piedra

Es el más indicado en sitios donde abunda la piedra y se distingue principalmente por su diseño y espesor. Este debe tener como mínimo 8 cm. En cualquier caso, el único requisito para su utilización es que no deba soportar una carga transversal excesiva. Si bien su costo es elevado, resulta muy efectivo y confiable.


Asimismo, los dinteles de piedra destacan por adaptarse a decenas de estructuras (por ejemplo, las paredes de ladrillo). De hecho, se pueden incluir tanto de una sola pieza como de varias, según lo que resulte más conveniente.


Ladrillo

Por lo general, se frecuentan cuando las hendiduras se muestran estrechas. Esto se debe a que, en dichos casos, los dinteles se colocan en el borde o en el extremo de la estructura.


Otra de las razones por las que este tipo de dintel es muy frecuentado radica en que también existe el ladrillo reforzado. Este último cuenta con la misma esencia, pero con una importante diferencia: sirven únicamente cuando las cargas son muy pesadas y la luz es superior a un metro.


A su vez, cuando estos dinteles se colocan, cada ladrillo tiene que permanecer a 2 o 3 cm de ancho entre los ladrillos adyacentes. Y se complementan con morteros de cemento que se colocan, justamente, en dichos espacios.


Madera, uno de los dinteles más usados

El dintel de madera es considerado el más convencional, tal como sucede con otros elementos compuestos de dicho material. Se destacan por su resistencia, alta confiabilidad y larga duración.


De hecho, puedes encontrar los dinteles de madera en construcciones rústicas y en cualquier región. Esto se debe a que no se ven afectados con ningún clima e incluso funcionan como buen aislante del frío.


Por si fuera poco, la madera es de un color marrón oscuro o claro que puede combinarse con múltiples tonalidades. De esta manera, provee a un edificio, puerta o estructura de un aspecto visualmente agradable.



Hormigón armado

A diferencia de la madera, no es tradicional ya que adquirió más notoriedad y éxito en los últimos años. Sin embargo, se ha proclamado como uno de los más seguros dentro de la construcción actual. ¿Por qué? Por varios motivos. Los más importantes son los siguientes:

  • Es económico para adquirir y sencillo para colocar.

  • Se encuentra preparado para estar montado en distintas estructuras y soportar cualquier peso.

  • Puede adherirse e integrarse de forma monopólica al resto de la estructura en que se halla.

Prefabricado

Tal como su nombre lo indica, no es un tipo concreto, sino que puede variar en formato, medidas y colores. Por ello la principal ventaja de estos dinteles es que se elaboran según lo requerido o más conveniente.


Cabe destacar que el requisito más importante para que proporcione los resultados deseados es que contenga las medidas adecuadas. Concretamente, el ancho del dintel prefabricado debe coincidir con el de la pared. Asimismo, su profundidad debe ser proporcional al peso que reciba.



Cuidados con los dinteles al hacer cambios estructurales

Los dinteles suelen pasar inadvertidos en una construcción, por lo que al momento de demolerse no se los trata correctamente. Sin embargo, tanto para derrumbar como para realizar cambios estructurales o restaurar casas, debes considerar lo siguiente:

  • Según lo ancho que sea el hueco, más peso gravita en el dintel. En estos casos se debe retirar con mucho cuidado.

  • Cualquiera sea el cambio que se efectúe, tienes que evitar que este elemento se apoye de manera directa sobre el ladrillo. Así, el tiempo de vida útil del dintel será mayor.

  • Haz todo lo posible para colocarlo sobre un lecho de mortero. De esta forma, el peso se distribuirá de un modo más uniforme.

Aunque suelen pasar inadvertidos, los dinteles desempeñan un rol clave en todo tipo de estructuras de hogar, empresa o construcción. Por esta razón, debes conocer sus particularidades y cumplir con las medidas establecidas. No olvides que, al momento de realizar modificaciones o reformas, debes verificar el estado y retirarlas con cuidado. Así, podrás obtener mejores resultados.


 

No te pierdas ninguna actualización sobre nuestro contenido en el blog y en redes sociales.


Encuéntranos como:

Regístrate en nuestro sitio web y comenta en nuestras publicaciones, nuestro equipo de expertos quiere hablar contigo y asesorarte.

464 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page